Reading Time: 5 minutes

La jubilación juega un papel clave en nuestras vidas y no es para menos ya que de ello depende nuestro bienestar una vez que nos tomamos nuestro merecido descanso. En España, está en el día a día de los medios y la agenda política ya que el sistema, por el aumento de la esperanza de vida y el descenso de la natalidad que se ha producido las últimas décadas, necesita constantes reformas para que sea viable.

Aunque cada mes te quitan un porcentaje de lo que ganas (32% lo paga la empresa y el 6,5% lo restan de tú nómina) para tu futura jubilación, eso no se guarda en una hucha, sino que se emplea en pagar a los que están actualmente retirados. Te retienen una parte con la promesa del día de mañana tener derecho a cobrar la pensión pero eso dependerá del número de trabajadores y de pensionistas que haya en el momento en que te jubiles.

 En este artículo no vamos a entrar a valorar qué reforma es la mejor, si habrá suficiente inmigración para pagar nuestras pensiones o si la productividad aumentará tanto que el Estado tendrá dinero suficiente y no necesitaremos trabajar hasta los 75 años. Vamos a intentar que independientemente de lo que ocurra hasta que te jubiles (pueden quedarte 2 o 40 años) dispongas de un ahorro para la jubilación que te permita mantener tu nivel de vida y no dependas solo de la pensión pública que, en caso de que te queden décadas, es muy probable que cambien los requisitos respecto a lo que existe actualmente.

 Ahorrar para la jubilación, ¿cuándo empezar?

El mejor momento para ahorrar para la jubilación es desde tu primera nómina pero si te quedan pocos años para ello, no pienses que es tarde. Cuanto antes empieces mejor ya que gracias a la magia del interés compuesto el tiempo juega a tu favor. Obviamente, las primeras nóminas normalmente son más bajas y se suele pensar más en la compra del primer coche, vivienda, formar una familia. Pero aunque la capacidad de ahorro sea menor, es importante empezar para crear la disciplina de ahorro todos los meses. Por otra parte, cuanto más cerca esté el retiro, más esfuerzo se debe hacer para lograr un buen ahorro de cara a la jubilación. Puedes leer cómo invertir según la edad que tengas. 

¿Cuánto ahorrar para la jubilación?

No hay una respuesta única. Todo dependerá de las circunstancias de cada uno pero es importante marcarse una meta realista. Suponiendo que la tasa de sustitución se encuentra en el 80% del último sueldo, de las más generosas del mundo, y posiblemente se acerque a la media europea que está en el 50%. La meta debe estar cerca de cubrir ese 20% menos de ingresos para poder mantener el mismo nivel de vida que mientras trabajabas. Vamos con un ejemplo:

Si cobras 1000€, tu jubilación será de unos 800€. Suponiendo que te retires a los 67 años y quieras ahorrar para otros 30 años, necesitarías 72.000€. Para ello, no tienes que ahorrar cada mes un 20% o un 30%, la clave está en invertir tus ahorros para multiplicar tu dinero. Si no inviertes para la jubilación y suponiendo que empieces a ahorrar a 20 años vista, necesitarás ahorrar 3600€ al año, un 30% de tus ingresos.

En cambio, ahorrando un 10% de tus ingresos (1200€ al año) e invirtiendo a un 5% de rentabilidad (por debajo de la rentabilidad media de la bolsa americana durante las últimas décadas) obtendrías casi 42.000€ y, ahorrando e invirtiendo un 20% más de 80.000€ gracias a la magia del interés compuesto. Puedes leer. cuánto dinero necesito para jubilarme.

ahorro para jubilacion

Invertir para la jubilación

Como hemos visto, ahorrar para la jubilación sin invertir tus ahorros es una tarea muy difícil de llevar a cabo. En cambio, invertir los ahorros para la jubilación puede ayudarte a conseguir esa meta. Pero en qué invertir y dónde invertir:

  Acciones: No lo aconsejamos salvo que tengas grandes conocimientos para invertir, mucha convicción y tiempo para seguir tus inversiones. Además, fiscalmente no es atractivo puesto que cada vez que vendes con plusvalías debes pagar a hacienda un 19, 21, 23 o 26% de las ganancias y se pierde parte de la magia del interés compuesto.

  Planes de pensión: El problema de los planes de pensión es que históricamente han dado un rendimiento paupérrimo. Son ofrecidos por los bancos tradicionales en el que su interés es cobrarte la comisión y no hacerte ganar dinero, de ahí su escasa rentabilidad. Desde el 2021 son menos atractivos puesto que solo puedes deducirte 2.000 euros frente a los 8.000 que podías antes. Asimismo, la fiscalidad no es atractiva puesto que cuando extraes el dinero, pagas sobre las rentas del trabajo y no sobre las rentas al ahorro. Puedes leer aquí para ver la diferencia.

  Fondos de inversión: Anteriormente podía haber más dudas entre invertir en un fondo de pensiones o invertir en un fondo de inversión. Tras la reforma fiscal en los planes de pensión, los fondos de inversión ganan gran atractivo para ahorrar para la jubilación a través de estos activos. Permite diversificar con facilidad entre multitud de sectores y países, puedes invertir en renta fija, variable o mixta y, fiscalmente, son el producto más atractivo por la capacidad de traspasar entre fondos de inversión sin necesidad de pagar plusvalías a hacienda, es decir, si necesitas pasar de un perfil más agresivo a uno conservador para preservar capital no necesitas vender y pagar impuestos, sino traspasar de un fondo de renta variable a uno de renta fija.

  Criptomonedas: No sabemos qué va a pasar con las numerosas criptomonedas que van a apareciendo, si el Bitcoin será el ganador o una que ni siquiera existe todavía. La tecnología blockchain es muy probable que tenga múltiples usos en el futuro pero todavía no sabemos cuáles. Además, está rodeado de bastante especulación y estamos hablando de invertir los ahorros de la jubilación, por lo que sería un activo a evitar o al menos no invertir un porcentaje grande de los ahorros por posible pérdida permanente de capital.

Si tienes dudas sobre cuál es el mejor producto en función de tu perfil de riesgo no dudes en escribirnos. Con Micappital sólo pagas los meses que ganas dinero, 2€ por cada 1.000 euros de inversión hasta un máximo de 20€ y sin salir de tu banco. No nos importa la cantidad de dinero que dispongas para invertir, solo asesorarte bien. 

Consejos para ahorrar para la jubilación

Una vez que sabemos de la importancia de ahorrar para la jubilación y los distintos productos que existen en el mercado para multiplicar tus ahorros, vamos a intentar darte una serie de consejos que te ayuden a generar esa disciplina de ahorro.

 Establece una meta

Establece una meta realista de ahorro en función de tu salario y tus gastos que te permita ahorrar sin dejar de disfrutar de la vida. Lo recomendable es ahorrar al menos un 10% de los ingresos. Acostumbrarse a vivir como si ganaras un 10% menos es, en general, más fácil que pretender ahorrar un 30% o 40% de tu salario mensual.

Aprovecha los aumentos y bonus

Si mantienes el porcentaje de ahorro del 10%, cuando venga ese merecido ascenso o aumento de sueldo, automáticamente estarás ahorrando más cada mes, lo que acelerará la bola de nieve del interés compuesto. Si recibes ingresos no previstos, como puede ser un bonus mayor de lo esperado o la devolución de la renta, puedes invertir para la jubilación una gran parte de ese dinero.

Controla los gastos

Para lograr ese 10% de ahorro, es importante llevar un control exhaustivo de los gastos. Ten un colchón para imprevistos que sea equivalente a 8-12 meses de gastos pero no pospongas ese ahorro por gastos imprevistos. Es importante la disciplina y constancia y con el tiempo no te costará ahorrar según la meta que te propongas.