Reading Time: 3 minutes

Cuando esperas que pase lo de siempre…

El riesgo de pensar que sabes lo que va a pasar, te hace perder más dinero que simplemente mirar a largo plazo y aprovechar las oportunidades.

Intentar acertar lo que va a pasar en el futuro mirando el pasado es una forma muy sencilla de cometer errores.

No sólo es una forma muy sencilla de cometer errores, además es una forma muy efectiva de asegurarte que te vas a equivocar.

Puede parecer que la inversión es parecido a una partida de poker o ir al casino, en la que intentas jugar tus cartas y fijarte en los movimientos que suelen hacer los contrarios para averiguar si tiene mejores cartas que tú, o está tirándose un farol.

Cuando los jugadores se conocen mucho es mucho más sencillo adivinar sus jugadas, incluso deducir sus cartas.

En la inversión, tendemos hacer un análisis parecido. Si está pasando algo en el mercado, deducimos que las consecuencias van a ser unas concretas y tomamos decisiones con nuestro dinero.

¿Te sientes identificado?

Vemos muchos ejemplos de inversores que intentan anticipar el futuro en base a cosas del pasado. Y, está bien, porque es una forma de buscar explicaciones a la actualidad, pero no es una forma de acertar el futuro.
Para poder acertar el futuro tienen que ocurrir cosas que ya han pasado antes, y con los mismos antecedentes.
Poco probable

Aunque es difícil de entender, es importante ser conscientes de ello para minimizar nuestros errores de inversión.

Nuestro cerebro siempre busca una explicación a cualquier suceso: causa , efecto y consecuencias. Para determinar la explicación de un suceso concreto siempre lo hacemos a posteriori.

Baja la bolsa y buscamos una explicación que nos de la tranquilidad de saber porque razón ha bajado la bolsa, pero siempre es a pasado.

Con mayor o menor éxito seremos capaces de explicar porque ha bajado la bolsa.

Cuando intentamos hacer este ejercicio para anticipar el futuro a corto plazo vienen los errores. Nadie sabe lo que va a pasar mañana y cómo va a reaccionar el mercado.

Invertir ahora 2022: mira estos ejemplos

Mirando el pasado: nadie supo adivinar el COVID, ni la guerra de Rusia, quizá igual sí los avances de la inflación pero probablemente tampoco las consecuencias.

Estos grandes sucesos son imposibles de acertar mirando el pasado, porque son cosas nuevas, que nunca han pasado antes, con consecuencias nuevas y diferentes.

Por eso, es tan importante ser consciente de nuestras limitaciones y actuar en consecuencia y no dejarse llevar por nuestras expectativas a corto plazo ni por el marketing.

🤔Todavía es más difícil saber si la bolsa va a bajar mañana o si va a pasar 6 meses subiendo, por mucho que intentemos buscar explicaciones con datos del pasado.

Este mensaje que te mandamos tiene una función importanteno intentes adivinar el futuro, adáptate a la realidad y ten una visión a largo plazo que te permita aprovechar los errores de los que intentan adivinar lo que va a pasar mañana.

Recuerda que una de nuestras funciones más importantes es ayudarte a que tomes las mejores decisiones, y evitar que cometas errores con tu dinero pero que aproveches muy bien las oportunidades.

Poner el foco en el largo plazo es la mejor forma de protegerte y sacar rentabilidad sin dejarnos influir por emociones, marketing o situaciones del pasado que nos hagan creer que sabemos lo que va a pasar mañana.

La ventaja de tener un buen asesor es que su función es sacar el máximo partido a tus inversiones, no sólo eligiendo los productos más adecuados.

Lo más importante es que te ayude a tomar buenas decisiones y que no te deje equivocarte por culpa de las emociones, por el marketing o por los movimientos del mercado.

Un buen asesor siempre debe estar a tu lado y de tu lado, las dos cosas.