Reading Time: 4 minutes

¿Quién no ha soñado alguna vez con qué haría si ganara un buen pellizco con la lotería? Viajar, comprar todo lo que uno siempre ha querido, pagar deudas, comprar una casa más grande… Sin embargo, para que el premio dure es muy importante saber administrarlo.

Según la asociación European Financial Planning Association (EFPA), el 70% de los premiados con la Lotería de Navidad tiene menos dinero cinco años después de haber ganado el premio que antes. Y, aunque pienses que nunca pertenecerías a ese 70%, vamos a darte una serie de consejos para ayudarte.

¿Qué hacer si me toca la lotería?

Lo primero de todo, no llevarse por la euforia. Esto no quiere decir que no te alegres de que te haya tocado, sino que no te pongas a comprar todo lo que se te ocurra según hayas recibido el premio. Puedes hacer las siguientes preguntas, tanto si te toca la lotería como si no te ha tocado, antes de comprar cualquier capricho/deseo: ¿Lo necesito?¿Qué ocurriría si no lo compro? Si las respuestas son ‘no’ y ‘nada’, probablemente sea mejor que no lo compres. Por no hablar de que si el premio es grande (un euromillón) y te compras objetos de lujo, como por ejemplo, un yate, los costes de mantenimiento son grandes y eso es dinero que vas a gastar para algo que tampoco podrás usar a diario. Por lo tanto, es importante llevar un registro de los gastos.

Date algún capricho

Tras cumplir el primer paso, no precipitarse, y pensarlo fríamente, haz el viaje que siempre habías querido hacer, pagate el máster de 20.000 euros que te dé acceso a mejores puestos de trabajo en el futuro, reforma tu vivienda… Haz aquello que siempre has querido hacer pero que económicamente era inviable.

Amortizar la hipoteca y los créditos

No todo debe ser darse un capricho. Si tienes una hipoteca o el pago de algún crédito al consumo, que suele tener aparejado unos tipos de interés altos, haz un estudio para ver la posibilidad de reducir todas tus deudas teniendo en cuenta las penalizaciones que pueda conllevar la amortización con anticipación de la deuda.

El dinero caído del cielo no se valora igual que el ganado con nuestro esfuerzo

No lo publiques en las redes sociales

No publiques en redes sociales como Facebook o Twitter que has ganado la lotería. Piensa con calma y decide a quién confiar la noticia y que sea de tu círculo más íntimo. No queremos que se empiece a acercar gente que solo le interese poder sacar tajada de tu dinero.

 Acude al trabajo

En línea con el anterior punto, acude al trabajo como cualquier día antes de ganar, sobre todo si vives en una población pequeña ya que el anonimato es más difícil de mantener.  Aunque tengas ganas de dar un portazo a tu jefe. Además, tendrás la oportunidad de centrarte y pensar con claridad.

Cuidado con las donaciones a amigos y familiares

Con esto no queremos decir que te quedes el dinero solo para ti, salvo que sea lo que quieras. Pero medita bien. a quién dar el dinero y cuánto vas a dar. para que no se convierta en un hábito. Al final, puedes dar el dinero para ayudar a la hipoteca de un amigo y este gastarlo en irse al Caribe. El dinero caído del cielo no se valora igual que el ganado con nuestro esfuerzo.

Multiplica el dinero del premio

Es igual de importante saber en qué te vas a gastar el dinero y cómo mantenerlo sin malgastarlo, que multiplicarlo. Dejar tu dinero parado en el banco sin hacer nada tendrá como consecuencia que irá menguando por efectos de la inflación.

Cómo hemos hablado en nuestro artículo en qué invertir 1.000 euros, no es lo mismo empezar con 1000 que con un millón. Con mil es difícil aspirar a ganar 10.000 euros pero con un millón de euros si es más factible ganarlo. 

Puedes ver nuestros consejos sobre los mejores fondos de inversión o en qué banco invertir tu dinero pero lo fundamental es que inviertas con cabeza y con inteligencia sin fiarte de tu banco o del conocido que te cuenta cómo gana miles de euros en la bolsa.

En Micappital te ayudamos a invertir tu dinero sin salir del banco. Cobramos 2€ por cada 1.000 euros invertidos, con un máximo de 20€. Además, solo cobramos si ganas, por lo que estamos bastante alineados con nuestros clientes que cualquier banco o fondo de inversión. 

Vivir de las rentas

Hemos estado todo el artículo recomendando no malgastar el premio, conservarlo y hasta cómo multiplicarlo. Este punto, junto con el anterior, es el más importante: vivir de las rentas del premio.

Si antes del premio, vamos a poner un ejemplo, tus gastos (no ingresos) suponían 30.000 euros al año, tu objetivo puede ser vivir igual pero sin las obligaciones y preocupaciones que tenías, ya que el dinero invertido generará más que tus gastos. Con el premio de Navidad esto es muy difícil, por no decir imposible de conseguir, pero digamos que con un bote del euromillón básico que son 15 millones y una rentabilidad del 5% anual (la media histórica en la bolsa es superior) te da para mantener tus gasto y seguir multiplicando tu dinero. 

 El verdadero ganador de la lotería

El verdadero ganador de la lotería es Hacienda. Si te toca un premio grande, además de que algunos premios se reducen por el pago de impuestos, puedes tener que pagar patrimonio según la comunidad donde vivas. Contrata a un asesor fiscal que te ayude a reducir la carga fiscal y, de paso, te podrá ayudar a controlar los gastos y la fiscalidad del dinero que generes con las inversiones.

Fondo de emergencia

Incluso los millonarios pueden llegar a tener problemas financieros. Es de precavidos, dejar una parte importante del premio como fondo de emergencia para tenerlo disponible en caso de necesidad. Sobre todo, si no has cumplido los primeros consejos que te hemos dado y ha desaparecido un porcentaje grande del dinero. Con este fondo, podrás seguir viviendo mejor que antes de ganar la lotería.

¡Compártelo!