¿Qué hago con mis ahorros en 2018?

15 - Enero - 2018

5 minutos

¿Leerte las cartas del banco los sábados por la mañana? ¿Meterte en la web de tu banco para ver tu cuenta corriente parada? ¿Investigar los productos de inversión más rentables sin riesgo?

Estas preguntas son muy habituales y son la prueba de que la gestión de los ahorros es aburrida, exige tiempo y altos conocimientos financieros para hacerlo con cierto grado de éxito.

Vamos a explicar de manera muy sencilla las diferentes alternativas disponibles para el ahorrador en 2018.

La pregunta clave es:

 

¿Qué hago con mis ahorros?

Para simplificarlo aún más vamos a ver las alternativas que ofrecen la mayoría de los bancos españoles, siempre puedes irte a un banco con productos especiales, o si tienes un patrimonio lo suficientemente alto, podrás irte incluso a una banca privada.

Descartamos las dos opciones, la primera por la complejidad de hacerte cliente de otra entidad y la segunda porque si tienes un banquero privado no te hace falta leer este artículo, así que pásaselo a tu banquero.

Es importante resaltar que la mayoría de los bancos españoles tienen muy buenos productos financieros a disposición de sus clientes que nos permitirán hacer una buena gestión de nuestros ahorros.

Ahora bien, los productos que te vende tu banco suelen ser los más caros y no los mejores, ¿casualidad?, no lo creo.

Alternativas:

Cuentas corrientes

Están muy bien por la disponibilidad del dinero, lo sacas cuando lo necesitas, pero no está generando rentabilidad mientras está “ahí” parado.

Tener el dinero en cuenta corriente es un coste de oportunidad muy alto, como ya explicamos en el artículo sobre los efectos de la inflación y la magia del interés compuesto.

Conclusión: Deberías mantener en cuenta corriente un saldo que cubra los gastos de los próximos 6 meses, el excedente debería estar generando rentabilidad.


Depósitos

Consiste en dejarle tu dinero al banco por un periodo determinado, y el banco te paga un interés por prestarle tu dinero. Mientras tanto el banco usa ese dinero para dar hipotecas o préstamos a sus clientes.

Este producto financiero tiene sentido para inversores muy conservadores, te paga un tipo de interés fijo con un riesgo muy bajo.

El problema es que en 2018 los tipos de interés siguen muy bajos, y por dejarle tu dinero al banco te va a pagar un 0% al año, por lo que compensaría más tenerlo en tu cuenta corriente. Este producto tiene un coste de oportunidad muy alto para el cliente, de cara a 2018.

Conclusión: no para el año 2018, seguirlo para el futuro.


Productos garantizados

Son productos que garantizan la devolución del total o una parte del dinero que has invertido más una rentabilidad adicional. Al asegurarte la devolución del dinero invertido más una rentabilidad, (en el mejor de los casos) suelen ser productos extremadamente conservadores y por lo tanto lo único que vas a conseguir es pagar comisiones a tu banco. Casualmente son los productos más vendidos por los bancos en los últimos años, sigo sin creer en la casualidad.

Conclusión: NO, no te plantees comprar un garantizado.


Acciones

Otra opción que tenemos es comprar acciones de compañías que cotizan en bolsa. Aunque en España estamos muy acostumbrados a esta forma de inversión la realidad nos dice que ganar dinero así es muy complejo y exige estar dispuesto a asumir un riesgo muy alto, en la mayoría de casos innecesario.

Comprar acciones conlleva analizar todas las compañías, sus perspectivas de crecimiento, valoración (¿están caras o baratas?, y respecto a que) y ver cuando es el momento más alto para poder venderlas con una rentabilidad buena.

Y por último, si consigues acertar con todo lo anterior, la fiscalidad de las acciones te penaliza en el momento de venderlas, no te podrás beneficiar de la magia del interés compuesto.

Conclusión: Limitaría la compra de acciones a los profesionales de la inversión, que tienen tiempo para seguirlo y conocimientos muy altos de finanzas para analizar las acciones.

¡¡No te enamores de las acciones!!


Fondos de inversión

Como explicamos aquí un fondo de inversión es una bolsa de dinero, donde los inversores meten sus ahorros para que un profesional de la inversión decida donde invertirlo, en qué acciones o productos, y los siga diariamente por si hay que hacer alguna modificación por cualquier motivo.

                                                                                                                           Explicación gráfica del Fondo de Inversión

Por lo que invirtiendo a través de un fondo de inversión estamos profesionalizando la gestión de nuestros ahorros.

Además, conseguimos estar diversificados, invertir en diferentes sectores, zonas del mundo y tipos de productos, con lo que minimizamos mucho el riesgo de nuestra inversión.

¿Por qué hay menos riesgo? Pues porque hay un profesional mirando diariamente nuestro dinero y buscando oportunidades de inversión por todo el mundo. Es muy difícil que todos los productos en los que invierte tu fondo de inversión caigan a la vez. Y además fiscalmente es el mejor producto financiero, tienes la posibilidad de cambiar de fondo de inversión sin tener que pagar por las plusvalías que te ha generado, no como ocurre con las acciones.

Conclusión: sin duda este es el vehículo idóneo para mejorar la rentabilidad de tu ahorro en 2018.


Inversión inmobiliaria

En España, tenemos la costumbre errónea de estar tranquilos teniendo activos inmobiliarios, nos encanta el ladrillo, no todo es tan bonito como lo pintan.

Es una inversión muy interesante, y en muchos casos bastante rentable, pero de alto riesgo. Y lo más importante, es una inversión a muy largo plazo, tu dinero no está disponible hasta que no vendas el inmueble, esto puede ser rápido, pero también puede ser un proceso muy largo. Creo que con el crack del boom inmobiliario de 2008 muchos hemos aprendido la lección.

Es una forma de diversificar tus ahorros para personas con patrimonios muy altos

Conclusión: Solo para una parte pequeña de tu patrimonio, máximo el 20%, que pienses que no vas a necesitar en los próximos 5 a 10 años.

La “seguridad” del ladrillo


Cuadro resumen recomendaciones de inversión 2018

Micappital: Recomendaciones de inversión para 2018.

Comentarios

Enviado por Manuel Vázquez el Dom, 25/03/2018 - 09:27

Buenos días, ¿ los productos a través de los que canalizan las inversiones, pueden ser de empresas que no sean entidades financieras,? ¿Hay productos No cotizados en los que se pueda invertir?

Enviado por Inversor el Sáb, 07/04/2018 - 13:33

Qué ganas tenéis de colocar fondos. La rentabilidad del 2018 es negativa en la mayoría de los casos y eso no lo contáis.

DEJA TU COMENTARIO

Micappital. Todos los derechos reservados.

Zona privada